Piedra refractaria para #Pizza lovers

La pizza es un plato muy importante de la comida italiana y a pesar de que existen muchas variaciones en los ingredientes y formas de cocción, siempre se busca llegar a la receta original preparada a mano y en hornos de leña. Es así cómo aparece la piedra refractaria para hornos convencionales y eléctricos, que permite preparar pizzas en casa con resultados de alta calidad.

 

piedra refractaria

 

Los hornos profesionales para pizza llegan a temperaturas entre los 300 - 400 grados celsius, mientras que los hornos domésticos sólo alcanzan los 250 grados aproximadamente, esta gran diferencia se puede remediar parcialmente gracias al uso de la piedra refractaria. Su capacidad para absorber la humedad, almacenar el calor y distribuirlo uniformemente manteniendo una temperatura elevada son determinantes para una cocción de calidad en menor tiempo. 

La piedra refractaria está compuesta de materiales refractarios cocinados a altas temperaturas, como por ejemplo arcilla o cordierita (roca polimórfica compuesta por aluminio, hierro y magnesio).  El resultado es un material poroso que resiste y almacena altas temperaturas logrando resultados notables; una masa suave y crocante y una salsa que mantiene la humedad y fragancia de sus ingredientes.

Existen distintas estructuras de piedras refractarias, las piedras lisas que entregan todos los beneficios descritos anteriormente y las piedras con canales longitudinales, que ayudan al movimiento convectivo del calor, ofreciendo un calentamiento más rápido.

En cuanto al espesor, la ventaja de una piedra fina radica en la mayor velocidad de calentamiento y en la mejor absorción de la humedad, pero al mismo tiempo tenderá a enfriarse antes porque almacena menos calor. Una piedra refractaria más gruesa tardará más en calentarse, pero podrá absorber más calor y mantenerlo por más tiempo.

 

piedra refractaria

 

Limpieza de la piedra refractaria para pizza

Es muy importante usar correctamente la piedra y poner atención a los métodos de limpieza ya que debido a su composición es un material frágil. Es particularmente susceptible a la temperatura y los productos de limpieza. 

Se recomienda no poner nunca la piedra fría en un horno que ya está caliente, la diferencia de temperatura podría generar trizaduras en la piedra. Y al terminar la cocción, es conveniente esperar a que la piedra esté fría antes de iniciar a limpiarla.

Como mencionamos anteriormente, la piedra está compuesta de un material poroso que absorbe la humedad, razón por la que no se debe usar una gran cantidad de agua para limpiarla ya que podría comprometer la resistencia de la piedra al ser absorbida. Lo mismo ocurre con los productos de limpieza que, a su vez, podrían añadir efectos nocivos.

Tampoco se debe usar aceite en la limpieza ni en la cocción, la piedra es naturalmente antiadherente.

 

Tips de limpieza;

- Esperar a que la piedra esté fría para iniciar la limpieza

- Elimine los restos de comida que hayan quedado después de la cocción con una espátula o cepillo.

- Con una esponja húmeda pero bien escurrida, pasar suavemente sobre la piedra

- También se puede utilizar sal para frotar y eliminar los últimos restos de comida.

Esperamos que esta información te sea útil y que puedas sacar el máximo partido de tu piedra refractaria...allora buon appetito!

 

piedra refractaria

 

Si desea obtener más información sobre este y otros temas relacionados con los dispositivos eléctricos, puede consultar nuestro blog y también seguirnos en las redes sociales. En Fiyo tenemos una amplia gama de sets para mantener su equipo en perfecto estado y muchas piezas de repuesto en caso de que desee realizar una reparación usted mismo.

 

 

 

En Fiyo queremos asegurarnos de que podemos ayudarte de la mejor manera posible. Esta es la razón por la que nosotros y terceros utilizamos cookies para medir el comportamiento de nuestros visitantes en Internet. Al continuar utilizando nuestro sitio web, consideramos estás de acuerdo con este punto. Leer ma