5 causas por las que tu lavadora se puede dañar

En promedio, una lavadora debe alcanzar una vida útil de once años. Los fabricantes generalmente afirman que su esperanza de vida es de diez años. Sin embargo, la mayoría de nosotros nos encontramos reemplazando estos electrodomésticos después de aproximadamente ocho años debido al desgaste. Esto significa que deberíamos poder sacar más provecho de este tipo de aparatos. Aquí te mostraremos las cinco formas principales de evitar una jubilación anticipada para tu lavadora.

5 causas por la que la lavadora se puede dañar

1. Cremalleras

Las cremalleras pueden causar mucho daño a tu lavadora. Si la cremalleras no están cerradas en el proceso de lavado, pueden rayar el interior del tambor de la lavadora. De hecho, son la principal causa de daños al vidrio en la puerta. Lo mismo se aplica a las prendas con accesorios de metal que tienen bordes afilados, como por ejemplo tu chaqueta favorita.

Solución: Asegúrate de que todas las cremalleras estén cerradas antes de encender la lavadora. Y lava a mano las prendas con broches metálicos y afilados.

2. No reemplazar la manguera de la lavadora

Imagina que te despertaras en una casa inundada ... Con el tiempo, la manguera de la lavadora se puede quemar y finalmente se resquebraja. Inspecciona regularmente tu lavadora para asegurarte de que la manguera aún esté en buen estado.

Solución: Asegúrate de reemplazar la manguera cada tres o cinco años.

3. Sobredosis de detergente

¿Sabías que usar más detergente del necesario en realidad no ayuda a que la ropa luzca mas limpia o huela más fresca? De hecho, puede ser totalmente contraproducente y hacer que tu ropa tenga un aspecto más sucio. También hace que la lavadora use más energía, ya que constantemente tiene que detenerse para descomponer el exceso de detergente. Este proceso daña la bomba y el motor.

Verifica la dureza del agua y ajusta la dosis de detergente según corresponda. El consejo de dosificación en los paquetes de detergente se calcula para varios valores de dureza (en grados alemanes (° dH) comúnmente). Tu proveedor de agua debe poder confirmarte los niveles de dureza del agua en tu localidad.
También puedes utilizar un suavizante.

4. Dejar ropa mojada en la lavadora

Dejar la ropa húmeda dentro de la lavadora después de que termine el proceso de lavado es perjudicial para la ropa. La ropa mojada almacenada en el interior del aparato por un período largo de tiempo causará moho. Esto provocará malos olores dentro de la lavadora e incluso daños en las partes eléctricas.

Solución: Asegúrate de retirar la ropa después de terminar el ciclo de lavado y deja la puerta de la lavadora abierta para que se ventile.

5. No limpiar la lavadora

Después de estar en uso por un periodo largo de tiempo, es posible que tu máquina lave tu ropa con menor eficiencia de lo que acostumbraba. Una de las causas puede ser que la lavadora almacenó residuos de jabón y otros minerales en su interior.

Solución: Un apropiado mantenimiento regular de tu electrodoméstico da como resultado un mejor rendimiento y una colada más limpia. Asegúrate de limpiar tu aparato a fondo, especialmente la goma de la puerta y el tambor de la lavadora.

En Fiyo queremos asegurarnos de que podemos ayudarte de la mejor manera posible. Esta es la razón por la que nosotros y terceros utilizamos cookies para medir el comportamiento de nuestros visitantes en Internet. Al continuar utilizando nuestro sitio web, consideramos estás de acuerdo con este punto. Leer ma